Iriología

de del

La iridología es ante todo un método de diagnóstico, consiste en leer en el iris ( la parte de la membrana vascular del globo ocular que da al ojo su color ) los signos de ciertos trastornos o enfermedades del organismo.

Los diferentes signos iridianos (anomalías cromáticas , manchas, cavidades y relieves) no son las consecuencias de ciertas enfermedades sino que las preceden. Juega un papel importante de prevención en la terapéutica natural. El cuerpo se ve reflejado en el iris a través del sistema nervioso, mostrando el funcionamiento de cada órgano.

El examen iriológico permite de reconocer y diferenciar los signos presentes en cada iris. La posición ocupada por los signos corresponde a los órganos del cuerpo humano con los cuales tienen relación clínica. Topográficamente el iris está dividido en 12 sectores radiales (como la esfera de un reloj) y en 6 anillos concéntricos.

Los ojos son los órganos más expresivos de nuestro cuerpo, cuando nos comunicamos utilizamos nuestros ojos y podemos adivinar el estado de ánimo de nuestro interlocutor a través de la interpretación de sus miradas, a veces, mientras que los labios dicen "si"... los ojos dicen "no" y viceversa.

La ciencia de la Iridología se basa en el análisis del color y de las delicadas estructuras del iris y no tiene relación alguna ni con la oftalmología (rama de la medicina alopática que estudia las disfunciones de los ojos)ni con la optometría que corrige los errores refractarios utilizando lentes ópticas.

El iris es un mundo de diminutos detalles en sí mismo y está capacitado para almacenar información, de modo que en Iridología, el iris, simplemente, se convierte en el vehículo transmisor entre el cuerpo y el iridólogo para que éste último pueda reconocer el estado de los órganos mediante las señales que éstos proyectan en él.